El Banco de Alimentos alerta de la falta de leche

La entidad busca 200.000 litros para abastecer a los más vulnerables

Martes, 18 de Octubre de 2022

El presidente de Bancos de Alimentos de Valladolid, Jesús Mediavilla, ha alertado hoy de la falta de leche para el próximo año y busca 200.000 litros para abastecer a las familias más vulnerables.

"Es un tema que me preocupa mucho y es el momento de decirlo. Para el año que viene, y dada las circunstancias que atraviesan las ganaderías, nos han dicho que no se puede licitar la leche para el próximo año con los fondos europeos. Es una cuestión que tenemos que tratar con administraciones y con la solidaridad de empresas y personas que nos ayudan porque todos los meses damos cerca de 50.000 litros porque se trata de un producto básico por sus nutrientes para los niños. Vamos a ver como lo pasamos", ha explicado.

Un llamamiento que ha realizado durante la presentación de los datos de la segunda fase del Programa de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas 2022 que promueve el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Agraria en la Subdelegación del Gobierno y en la que han estado presentes la subdelegada Alicia Villar y la presidenta de Cruz Roja, Rosa Urbón.

Villar ha recordado que esta ayuda, junto con las medidas que la acompañan, destinadas a "facilitar" la inclusión social de las personas que lo necesitan, es "fundamental para muchas personas y familias que se encuentran en una situación de vulnerabilidad".

El Programa 2022 en Valladolid se desarrolla, igual que a nivel nacional, en dos fases: la primera, que fue en primavera, y esta segunda, que comienza en estos días y que llegará a más de 11.500 personas.

Los alimentos ya se han repartido en los Centros de Almacenamiento y Distribución de Cruz Roja Española y del Banco de Alimentos y, ahora, se están entregando a las entidades de reparto para que los hagan llegar a los beneficiarios finales: individuos, familias, hogares o grupos que se encuentren en situación de pobreza económica así como las personas sin hogar y otras personas en situación de especial vulnerabilidad social.

La cesta de alimentos consta de trece productos de fácil transporte y almacenamiento, poco perecederos, y sobre todo, de carácter básico. Incluye arroz, alubias cocidas, atún en conserva, macarrones, tomate frito, galletas, macedonia de verduras, cacao soluble, tarritos infantiles de fruta y de pollo, leche entera UHT y aceite de oliva. Esto permite preparar fácilmente una comida para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés.

En Valladolid, ha apuntado Villar se distribuyen gratuitamente, en esta segunda fase, 481.549 kilos de alimentos por un valor de 522.600 euros. Con esto, en este año 2022, se habrán repartido entre las dos fases, en la provincia de Valladolid, un total de 768.187 kilos de alimentos, con un valor de 775.366 euros.

Castilla y León

En Castilla y León se distribuirán gratuitamente, en esta segunda fase, cerca de 1,8 millones de kilos de alimentos por valor de 1,9 millones de euros.

En este momento, las organizaciones asociadas de distribución designadas en la provincia -Federación Española de Bancos de Alimentos y Cruz Roja Española-, a través de sus dos centros de almacenamiento y distribución, están distribuyendo los alimentos que reciben del Fondo Español de Garantía Agraria a las organizaciones asociadas de reparto.

En la provincia de Valladolid, hay actualmente 11.529 personas en situación de dependencia social o económica. En la primera fase, recurrieron a esta ayuda, 11.658 personas, ha recordado la subdelegada del Gobierno.

Por su parte, Mediavilla ha agradecido la "gran inquietud" que la administración muestra por los "más vulnerables y familias con niños". Valora que los productos entregados sean básicos, lo cual "ayuda mucho" a estas familiar porque productos como la leche y el aceite han subido mucho de precio.

Por último, Rosa Urbón ha destacado la colaboración entre administraciones y asociaciones de distribución que permite apoyar a 1.200 familias en los 14 puntos de reparto de la provincia. "El programa llega en un momento complejo de crisis económica y que afecta de forma más intensa a los más vulnerables. Hay muchas familias que pasan verdaderas dificultades por el incremento del precio de los alimentos, gas, electricidad y vivienda", ha argumentado para advertir de que el panorama que viene "no es muy halagüeño" y que habrá "muchas más familias" que no podrán afrontar gastos.

Fuente: El Día de Valladolid