El Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas de Castilla y León dona 3.000€ a los Bancos de Alimentos

  • Los bancos de alimentos de Ponferrada, León, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora recibirán cada uno 500€, que irán dirigidos a apoyar los gastos de mantenimiento de las instalaciones.
  • Con esta donación, el CITOPCYL quiere mostrar su solidaridad con las personas más vulnerables en este momento de crisis social y económica, desde su compromiso con la responsabilidad social que caracteriza a los Ingenieros Técnicos de Obras Públicas

 

Viernes, 16 de abril de 2021

El Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas de Castilla y León (CITOPCYL) de la región occidental, que comprende las provincias de León, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora, ha hecho entrega de una donación de 3.000€ a los bancos de alimentos de Ponferrada, León capital, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora.

Esta aportación irá destinada a atender la compra de alimentos y sufragar los gastos de mantenimiento de las instalaciones, ya que, aunque la mayoría del personal que trabaja en los bancos de alimentos son voluntarios, se necesitan aportaciones dinerarias, para gestionar la operación como labores de administración, recepción, almacenamiento, cuidado y distribución de los alimentos, lo que requiere la implicación de muchas personas.

Con esta donación, el CITOPCYL quiere mostrar su solidaridad con las personas más vulnerables en este momento de crisis social y económica prolongada, desde su compromiso con la responsabilidad social que caracteriza a los Ingenieros Técnicos de Obras Públicas.

El Decano del CITOPCYL, Óscar Sánchez Morán, se reunió con el presidente del Banco de Alimentos de Valladolid, Jesús Mediavilla, en las instalaciones del centro en el Polígono de Argales, donde pudo comprobar el funcionamiento del Banco de Alimentos, la trazabilidad y transparencia de todo el proceso. También se reunieron en Zamora, León, Palencia y Salamanca los correspondientes delegados provinciales del Colegio con los responsables de los Bancos de Alimentos en cada una de esas localidades.

“Los bancos de alimentos han demostrado su capacidad de gestión y de respuesta ante la prolongada necesidad de muchos ciudadanos, así que decidimos realizar esta contribución con esta institución en cada una de las sedes donde nuestra organización tiene representación”, explica Óscar Sánchez Morán, decano del CITOPCYL.

“La Ingeniería Civil representada por los Ingenieros Técnicos de Obras Públicas y Graduados en Ingeniería Civil ayuda aportando calidad de vida de los ciudadanos, a través de su contribución en el diseño, construcción y explotación de infraestructuras y servicios, ahora, con la grave crisis económica causada por la pandemia, constatamos que la sociedad nos necesita aún más, y por ello creemos que debíamos ser sensibles y solidarios con la situación y realizar esta aportación que esperamos contribuya a paliar la situación de escasez de muchas familias”, agrega el decano del CITOPCYL.

 

Sobre CITOPCyL

El Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas es una corporación de ámbito autonómico que depende del organismo estatal. Entre sus fines destacan el servicio a la sociedad, la ordenación del ejercicio de la profesión, la representación exclusiva de la misma y la defensa de los intereses profesionales de sus 1.400 colegiados en Castilla y León.

La ingeniería Civil representada por los Ingenieros técnicos de Obras Públicas y Graduados en Ingeniería Civil ayuda a aumentar la calidad de vida de los ciudadanos a través de su contribución en la mejora de las infraestructuras y servicios.

 

Sobre los Bancos de Alimentos

Los Bancos de Alimentos nacieron en EE.UU. en 1967 como una iniciativa privada. La iniciativa pasó a Canadá y de allí a Francia, donde en 1984 surgió el primer Banco de Alimentos europeo.

Los Bancos surgen en España como una iniciativa de la sociedad civil, Barcelona fue la primera ciudad española en acoger esta iniciativa en 1987. Actualmente hay 55 Bancos de Alimentos en el país.

La mayoría de las personas que trabajan en los Bancos de Alimentos son “voluntarios, sólo el 1.7% de las aproximadamente 2.200 personas que colaboran de forma estable y habitual, son personal contratado.