Comercial Ulsa convierte su cheque de 730 euros en 1.200 litros de leche entera para la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid

Valladolid, 02 de septiembre de 2016

El gerente de Comercial Ulsa, Javier Gómez Salamanca ha entregado este mediodía a la patrona y Responsable de Operaciones Especiales de la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid, Mónica Gallo, un cheque simbólico de 730 euros. Esta nueva donación económica que ha sido convertida en 1.200 litros de leche entera para la Fundación ha sido posible gracias a la última operación kilo llevada a cabo por esta empresa vallisoletana y en la que han participado tanto clientes como trabajadores y por la que la empresa ha donado un 2% de las ventas realizadas en su tienda.

Este acto de entrega simbólica que también ha contado con la presencia del presidente del Comercial Ulsa Club Baloncesto Ciudad de Valladolid, Mike Hansen y el presidente del Comercial Ulsa Atletismo, Javier del Campo, pretende seguir abriendo su espectro más que solidario no sólo en el ámbito empresarial sino también en el ámbito deportivo, ya que según manifiesta el gerente de Comercial Ulsa, Javier Gómez “el deporte y el sector empresarial deben ir de la mano en un momento en el que las familias necesitan un aliciente solidario para afrontar los problemas derivados de esta dura crisis”.

Por su parte, la patrona y responsable de Operaciones Especiales de la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid, Mónica Gallo ha querido agradecer esta nueva colaboración a Comercial Ulsa y le ha pedido a su gerente que “continúe con su compromiso de prestar su mano y servicios a las familias que más nos necesitan, ya que sin este puente de solidaridad e implicación empresarial todo resultaría más difícil y precario. ¡Gracias por Ayudarnos a Ayudar!”

Esta nueva colaboración de Comercial Ulsa viene a sumarse a las donaciones realizadas anteriormente por esta empresa y que consistieron en dotar a la Fundación de varias transpaletas pesadoras, material de imagen y Rollup, que a día de hoy sirven de herramienta e instrumento de trabajo a los más de 73 voluntarios que desinteresadamente trabajan en las naves de la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid en beneficio de los más de 17.850 beneficiarios que atienden todos los meses.