La Obra Social “la Caixa” y FESBAL impulsan su campaña de recogida de leche para las familias desfavorecidas

Uno de cada tres menores en España está en riesgo de pobreza

  • La campaña “Ningún niño sin bigote” está promovida por la Obra Social “la Caixa” y “CaixaBank” a favor de los bancos de alimentos, a los que acuden de forma habitual más de 1,5 millones de personas, de los cuales aproximadamente 220.000 son menores, para cubrir sus necesidades básicas de alimentación.
  • Uno de cada tres menores en España está en riesgo de pobreza, siendo el quinto país con la mayor tasa de pobreza infantil, según Eurostat. Esta gran recogida de leche quiere contribuir a que tengan acceso a una alimentación saludable y equilibrada.
  • La gran recogida de leche del año pasado consiguió 1,2 millones de litros. Una persona debe tomar al menos 3 litros de leche al mes para cumplir con las necesidades nutricionales básicas. Concretamente, la Fundación Banco Alimentos de Valladolid reparte entre sus beneficiarios 4 litros de leche al mes, sabiendo que el consumo medio de este producto en Valladolid se sitúa en torno a los 8 litros por persona al mes.
  • Todos los ciudadanos podrán contribuir a la causa, desde hoy y hasta el próximo día 13 julio, mediante microdonativos a través de diferentes canales electrónicos.

Martes, 29 de mayo de 2018

El subdirector general de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Marc Simón; el director gerente de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), Ángel Crespo y el chef Sergio Fernández han presentado hoy en CaixaForum Madrid, la cuarta edición de la gran campaña de recogida de leche “Ningún niño sin bigote”, a favor de familias en riesgo de exclusión social.

La leche es una fuente destacable de proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales que contribuye decisivamente al crecimiento y desarrollo de los niños. La organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) apunta que, de media, un vaso diario de doscientos mililitros de leche de vaca proporciona a un menor de cinco años el 21% de sus necesidades de proteínas y el 8% de calorías y nutrientes.

En palabras del subdirector de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Marc Simón: “queremos romper el círculo de la pobreza desde la primera infancia, un periodo en que la alimentación juega un papel crucial en el desarrollo. Por eso, con esta gran recogida de leche queremos contribuir a que todos los niños y niñas tengan acceso al primer alimento de nuestras vida: la leche”.

Por su parte, Ángel Crespo, director de FESBAL, ha declarado que “estamos muy agradecidos a Obra Social “la Caixa” por impulsar desde hace cuatro años esta campaña de recogida de leche, ya que, además de ser un alimento indispensable, saludable y nutritivo que cubre ampliamente la base de los principios inmediatos de una dieta equilibrada diaria, es uno de los productos más solicitados por las entidades benéficas de los Bancos de Alimentos. Además, esta iniciativa “Ningún niño sin bigote”, como su nombre indica, contribuye a satisfacer las necesidades lácteas de la población infantil, el colectivo más vulnerable y que más precisamos proteger”.

Actualmente, los Bancos de Alimentos atienden a 1,5 millones de personas en España, de ellas 16.869 personas son atendidas al mes en Valladolid. Se trata de familias que tienen dificultades para acceder regularmente al consumo de alimentos básicos para una dieta equilibrada, como la leche.

El año pasado, los bancos de alimentos distribuyeron 5 millones de litros de leche, pero se considera una cifra insuficiente para lograr el objetivo mínimo recomendado por lo expertos de un litro por persona y semana.

La Obra Social “la Caixa” pone en marcha esta campaña con una aportación inicial de 200.000 litros de leche. Además, desde hoy y hasta el próximo día 13 de julio, quienes lo deseen podrán participar en “Ningún niño sin bigote” a través de donaciones económicas en canales electrónicos como la Línea Abierta, CaixaMóvil o el envío de SMS con la palabra “LECHE” al 28024.

Sobre la campaña “Ningún niño sin bigote

Con la ayuda de la ilustradora Lyona, se ha dado vida a unos personajes y una historia inspirada en la situación real de miles de familias que tienen que recurrir cada año a la ayuda de los Bancos de Alimentos. Así, con motivo de la campaña “Ningún niño sin bigote”, ha nacido el primer libro que se consigue con litros de leche, es decir, gracias a las donaciones altruistas.

Por primera vez, un cuento infantil explica cómo afecta la falta de leche a los niños y cómo, con la solidaridad de todos, podemos llenar el vacío de sus vidas y  hacer que desaparezca para siempre. A través del cuento “Todos contra el vacío”, acompañamos a Rita en su día a día con Vacío, la sensación con la que convive por la falta de leche. Vacío no le deja concentrarse, le quita energía, etc., pero gracias a la colaboración de todos, consigue que Vacío cada vez se haga más pequeño y acabe por desaparecer.